Sitio de Iniciados

 

 

Signo Leo

Magia Zodiacal

 

Luna

Número: 5
Símbolo: 
Ángel: Miguel
Planeta: Sol
Regente: Sol 
Color: Anaranjado
Piedra: Rubí
Metal: Oro
Planta: Olivo
Animal León
Día: Domingo
Carácter: Yo hago

REFLEXIÓN

Yo hago.

Simbólicamente Leo corresponde al momento de la afirmación individual, de la consciencia y de la voluntad del yo. Representa la vitalidad, la energía controlada, el paso de la fase inconsciente a la consciencia. El Sol, símbolo de la vitalidad, nos hace conscientes de nuestra propia fuerza y consciencia. La seguridad que tiene de sí mismo le hace aspirar al mando.


ALGUNOS SIGNIFICADOS DEL SIGNO DE LEO

Segundo signo de Fuego. Fijo.

Para los babilonios y los egipcios, Leo o el León, era uno de los animales que tiraba del carro de la Gran Diosa. Sus rasgos eran equívocos y crueles; a veces se le representaba bajo forma de Esfinge, con cabeza de mujer y cuerpo de león. Se le atribuía la estrella Régulus, que era considerada símbolo de realeza. Más adelante se le identifica con la diosa de múltiples senos, del éfeso, y luego el mito solar de Apolo define mejor sus características.

Apolo, próximo al Joven Horus de los egipcios, irá poco a poco usurpando las atribuciones de la Gran Diosa; se apoderará del oráculo de Delfos, antes consagrado a ella y devendrá dios de la profecía. Igualmente se rebelará contra Zeus, tratando de destronarlo en compañía de otros dioses. Bajo la forma del dios solar Faetón, provocará la caída de Ícaro, despegando sus alas ligadas con cera.

Más adelante, y debido al culto de Mitra, el Sol será considerado como regente de Leo, y sus características se harán más benévolas; soberano indiscutido de los cielos por el alejamiento de Júpiter y el cambio de costumbres, reivindicará para él la nobleza, la magnanimidad y el poder, todas virtudes reales. Asimismo desplegará sus artes constructivas y de consolidación abandonando poco a poco el dominio de la música y la poesía a dioses menores.

Caracterología

El nativo de Leo se caracteriza por su brillantez, su voluntad firme, su tendencia a la dominación. Son personas apasionadas, capaces de desplegar una gran actividad en múltiples dominios, y llevar sus empresas a buen término, apoyándose en una clara visión de sus objetivos, un gran poder de realización y una natural tendencia al mando. A menudo los nativos de Leo tienen una personalidad magnética, irradian una gran fuerza vital y cuentan con el apoyo de sus seguidores, quienes reconocen en ellos las cualidades de un líder. Personalistas, a menudo imbuidos de sí mismos, tienen algunas dificultades cuando se trata de ocupar puestos subalternos; si llegan a adaptarse a la situación y renunciar a ser los primeros, desplegarán igualmente una gran actividad y ejercitarán sus dones de mando a su nivel, con una gran fidelidad hacia la persona que ocupa el liderato. Para un Leo más que para cualquier otro la lealtad y la fidelidad cuentan como valores; llevan en ellos profundamente arraigados los vínculos de sangre, a obediencia a un apellido, la transmisión hereditaria de una serie de valores. La familia no les interesa tanto como la estirpe, de ahí que tiendan a sobrevalorar la consanguinidad y a transmitir a sus hijos un patrimonio y a enseñarles a apreciarlo.

Estos rasgos los llevan a aceptar, aunque no siempre, el orden establecido; ellos prefieren moverse en un universo de valores estables antes que arriesgar la desobediencia, que podría romper sus sólidos vínculos con el mundo. Una buena parte de su orgullo y de la seguridad de su acción reside en la consciencia que ellos tienen de ser los depositarios de una suerte de herencia o de tradición.

Esto no les impedirá rebelarse cuando lo consideren necesario, pero vacilarán antes de llevar su rebelión a sus últimas consecuencias. La actividad del Leo es vasta y eficaz, de gran amplitud de miras; su claridad de concepción se despliega sobre una serie de sectores diferentes, aportando un gran aliento y una notable seguridad de ejecución; el nativo de este signo conoce generalmente su oficio y sus posibilidades y no rehuye la responsabilidad, antes bien, la asume a plenitud.

En la vida social el Leo se desenvuelve de manera brillante. Suele tener facilidad de palabra y un natural dominio de las circunstancias. Su sociabilidad es grande y atribuyen una notable importancia a la amistad; son leales y sinceros, y ofrecen un afecto cálido y seguro. Ardientes en amor, tienden a idealizar a la persona amada o a buscar un elevado ideal; esto los lleva a frecuentes decepciones que no llegan a ahogar sus deseos de constituir una pareja perfecta, acorde a sus ambiciones y su innato orgullo. Instalados en el amor son leales, realizadores y generalmente dominantes. Dotados de una sexualidad ardiente y de una fuerte sensorialidad, son ávidos de placeres y toda suerte de sensaciones intensas. Su sensibilidad es rica y matizada; generalmente aprecian el arte y con frecuencia se sienten atraídos por el lujo.

En algunos casos las tendencias del Leo se exageran y éste, demasiado imbuido de sí mismo, se deja ganar por la vastedad de sus ambiciones, intentando abarcar un terreno cada vez más amplio de manera desconsiderada, invadiendo todos los campos que se ofrecen a su alcance, monopolizando la autoridad y el poder. En estos casos, el Leo da rienda suelta a su manía de grandezas y tiende a erigirse en centro de todas las decisiones; así su orgullo deviene gigantesco y su autoridad aplastante. Cuando su megalomanía se encuentra contrariada o en la imposibilidad de realizarse, puede entonces dar origen a cierta mitomanía a través de la cual sus ansias de poder y de honores se realizan de manera imaginaria.

Positivo: Seguridad -sentido de la realidad - control de sí - creatividad - sentido del humor - afecto leal

Negativo: Sobrevaloración - individualismo exacerbado - orgullo - megalomanía - materialismo - autoritarismo - necesidad de ser admirado - pasión

Luna 14 k


Regencia del signo

El Sol

El sol es el regente de Leo, proyectando toda su potencia en este signo. La fuerza cósmica llega combustionando todo lo inútil; limpiando todo y eliminando las escorias. El Sol trae la intuición, que puede indicarnos el camino del bien.


Planeta del Signo

La importancia del Sol en la mitología griega es relativamente tardía, aunque en Egipto fue adorado bajo múltiples nombres que van de Ra a Horus. En Grecia, Helios era un dios menor subordinado al poder de la Luna; es sólo más adelante que, bajo el nombre de Apolo, fue adquiriendo un prestigio vertiginoso, hasta destronar a Júpiter de la regencia del signo de Leo y convertirse en el símbolo generalmente admitido de poder y de realeza.


Meditación Luna Llena de Leo

Delineamiento de la meditación

Introducción.

  • Explicación del significado de la meditación.
  • Explicación del significado de hacerlo en plenilunio.
  • Explicación del simbolismo principal de Leo
  • Explicación de las fortalezas y debilidades de signo.

Centrándose en sí mismo

  • Siéntate en una posición cómoda. Procura tener la columna vertebral derecha y la cabeza erguida.
  • Recorre tu cuerpo desde los pies a la cabeza, revisando que estén los músculos relajados. Imagina que sueltas los músculos.
  • Observa tu respiración. No te ocupes si lo haces bien o no. Simplemente déjala fluir como te parezca que esté bien.

Respira tapando la ventanilla nasal izquierda con el dedo índice de la mano derecha y llenando el pecho con el aire. Visualiza el aire dirigiéndose al corazón para que actúe allí en la transformación y combustión espiritual, como análogamente se realiza físicamente en los pulmones.

Tapa la ventanilla derecha con el pulgar de la mano derecha para sostener la respiración mientras piensas: "Dios mío, muéstranos Tu Rostro y seremos salvos. El rostro de Dios es el sol espiritual, y su fuerza es la única que puede salvarnos de los obstáculos, para darnos la iniciación".

Luego suelta el índice para expulsar el aire por la venilla izquierda y vuelve a comenzar hasta realzarlo 3 veces.

(Esta práctica conviene hacerla en las mañanas todos los días del período de Leo).

Antenaje

Respira en forma rítmica, suave y profundamente. Que la respiración dure el mismo tiempo que la espiración. 

Pronuncia la Gran Invocación.

Desde el Punto de Luz en la Mente de Dios,
Que afluya Luz a las mentes de los hombres.
Que la Luz descienda a la Tierra.

Desde el Punto de Amor en el Corazón de Dios,
Que afluya Amor a los corazones de los hombres.
Que Cristo retorne a la Tierra.

Desde el Centro donde la Voluntad de Dios es conocida,
Que el Propósito guíe a las pequeñas voluntades de los hombres;
el Propósito que los Maestros conocen y sirven.

Desde el Centro que llamamos la Raza de los Hombres,
Que se realice el Plan de Amor y de Luz,
y selle la puerta donde mora el mal.
Que la Luz, el Amor y el Poder, restablezcan el Plan en la Tierra.

(Nota: "Cristo" puede ser reemplazado por otro Ser de Luz según tu creencia").

Construir mentalmente la imagen de nuestro planeta Tierra e imaginar que lo irradiamos con una vibración de paz. Siente la paz interior que tienes en este momento y promete irradiarla a todos los seres con quienes entres en contacto.

Pronuncia la Plegaria: "Que la Paz Prevalezca en ... (tu país). Que la Paz Prevalezca en la Tierra".

Recita el Mantram de Unificación.

Los hijos de los hombres son uno y yo soy uno con ellos.
Trato de amar y no odiar;
trato de servir y no exigir servicio;
trato de curar y no herir.

Que el dolor traiga la debida recompensa de luz y amor.
Que el alma controle la forma externa, la vida y todos los acontecimientos;
y traiga a la luz el amor, que subyace en todo cuanto ocurre en esta época.

Que venga la visión y la percepción interna.
Que el porvenir quede revelado.
Que la unión interna sea demostrada.
Que cesen las divisiones externas.
Que prevalezca el amor.
Que todos los hombres amen.

Pronuncia el OM tres veces.

Comienza a tomar consciencia de tu cuerpo físico para ir terminando la meditación.

Preparado por Serval, S.G.C.. de la F.R.A.

 

Emblema Fraternitas Rosicurciana Antiqua. Diseño M. Serval S.G.C.

Emblema de la F.R.A.
Este gráfico, que aparece en decenas de páginas de Internet, fue diseñado por el M. Serval en 1976.

Doctrina y Principios Rosacruces

El Maestro Huiracocha

Artículos  Rosacruces

Suscripción para recibir noticias y enseñanzas

La F.R.A. en Latinoamérica

Cómo participar

Estamos en redes sociales

 

 

 

 

Orden de Templos Operativos