Sitio de Iniciados

Signo Libra

Magia Zodiacal

Luna

Número: 7
Símbolo: 
  23.09 - 22.10
Ángel: Amel
Planeta:

Venus

Regente: Afrodita
Color: Verde
Piedra:

Diamante. Esmeralda.

Metal:

Cobre

Planta: Ciruelo

Animal

Burro. Ganso.

Día: Viernes
Carácter: Yo equilibro.

REFLEXIÓN

CARÁCTER: Yo equilibro.

Las energías cualificadas nos afectan a todos, cada mes, en su ciclo dentro y fuera del ámbito de la conciencia humana. Puede que resultemos afectados más profunda y constantemente por el signo de nuestro nacimiento, nuestro signo solar, puede que nos afectemos por los miles de personas que piensan en las cualidades de un signo en su período de supuesta influencia; pero hemos experimentado encarnaciones en todos los signos, posiblemente muchas veces, y nos hemos vuelto sensibles a la cualidad e influencia de todas las energías extra planetarias en su acercamiento cíclico. Ello nos da la capacidad de responder a cualquier tipo de energía condicionante que se encuentre disponible en cualquier momento y a dirigirla y utilizarla constructivamente.

Libra es bien conocido en cuánto a sus efectos equilibradores. La energía condicionada por la constelación de Libra no conduce al extremismo ni a la sobreactividad en forma alguna. Existe una tendencia a detener y a concentrar la conciencia, a sopesar, a juzgar, a decidir y entonces a actuar con equilibrio y con la medida adecuada. Esta cualidad de equilibrio es extremadamente necesaria en el mundo actual, a medida que nos acercamos al fin de un largo período influenciado por la era Pisceana con sus características de fanatismo, devoción y extremismo. Este período de la humanidad es parecido al proceso de equilibrar la oscilación de los pares de opuestos que los individuos experimentan en sus propias naturalezas emocionales, especialmente durante la adolescencia. Durante largas eras, la familia humana ha fluctuado entre fuerzas emocionales positivas y negativas, desgarrándose y atormentándose en el conflicto, hasta que eventualmente aprendemos a introducir el efecto desenvuelto, equilibrado, de las energías superiores: las energías del alma. Esta energía iluminada, esclareciendo la mente, produce visión y comprensión estimulando la voluntad de alcanzar una respuesta estable, madura, equilibrada frente a toda condición y circunstancia.

Cada signo tiene su propia cualidad de luz. La luz específica de Libra es la luz que se desplaza al descanso, "una luz que oscila hasta conseguir un punto de equilibrio". La luz que arroja la mente iluminada por el alma revela "el camino entre" las fuerzas en conflicto.

El equilibrio en el plano mental es posible para los discípulos mundiales y para aquellos que aspiran actualmente al servicio planetario. Se trata de una contribución que puede realizarse hacia el equilibrio emocional que está logrando ahora la humanidad entera en el lacerante crisol de su propia dolorosa experiencia. Debido a esta cualidad equilibradora de Libra, esta constelación puede asociarse más específicamente con el problema del sexo que ninguna de las otras. Para la mayoría de los aspirantes, en las etapas iniciales el sexo no constituye un problema fundamental. Sin embargo, esotéricamente, es en Libra cuando toda la cuestión sale a la superficie para resolverse y es en Libra donde debe producirse el equilibrio de los pares de opuestos y alcanzarse una solución a través de la juiciosa actividad de la mente y del establecimiento de un punto de equilibrio entre los principios masculino y femenino. Ello, de nuevo, constituye el problema básico existente entre negativo y positivo y entre quienes siguen ciegamente al instinto o a las costumbres y quienes les conducen, en la rueda de la vida, en cualquiera de las dos direcciones, persiguiendo el deseo egoísta o la aspiración espiritual; pero el punto a tener en cuenta es que, con sensatez, intencionadamente y después de la debida reflexión y equilibrio entre los distintos puntos, proceden de acuerdo a su voluntad, y según les parece correcto y deseable. Esto es, en sí, de gran utilidad esencial y gracias a ello aprenden; porque toda acción produce resultados y una mente juiciosa sopesa causa y efecto más correctamente que ninguna otra.

Libra rige la profesión legal y sostiene el equilibrio entre los llamados bien y mal, entre negativo y positivo y también entre Oriente y Occidente. Libra ha sido el "mecenas de la ley". Hasta ahora, la legislación ha estado inmersa en imponer esas negaciones y actitudes de temor que fueron preservadas para nosotros en la ley mosaica e impuestas a través de castigar su infracción. Ello ha constituido una etapa necesaria en el desarrollo humano. Pero la humanidad está alcanzando la madurez y actualmente es necesaria una interpretación distinta de los propósitos e intenciones de Libra a través de la ley. La ley debe convertirse en el custodio de una rectitud positiva y no limitarse a ser el instrumento responsable del cumplimiento de la ley

Es posible retrasar el dolor y el sufrimiento pero, a la larga, un verdadero equilibrio, esto es, un pensamiento claro y ecuánime que permita la entrada de la luz del espíritu. La clave para este crecimiento es el cultivo de la inofensividad. La inofensividad no es ni la negatividad ni la inactividad. Es una condición positiva de "una disposición perfecta, un punto de vista completo y una comprensión divina".

(Según "Buena Voluntad Mundial")


Algunos significados del signo de Libra

Tercer signo de Aire. Cardinal.

Libra}

Mitología

La primera imagen que tenemos de Libra es también caldea; esta constelación estaba vinculada a la época del año en que los dioses pesaban a los vivos y a los muertos y fijaban el destino. La imagen de la balanza, que es el único objeto elaborado del zodíaco, se vinculó debido a este hecho, al dios griego Vulcano, artesano y esposo de Afrodita. Pero poco a poco se le fueron confiriendo más bien las características de Afrodita, la diosa del amor, a la cual se le limitó la agresividad sexual, poniéndose el énfasis en sus valores de gracia, belleza y equilibrio.

Su imagen así se aproximó más bien a la leyenda de su propio nacimiento, que cuenta que Afrodita surgió de la espuma del mar, que a su paso crecen las flores y las hierbas, y que vuela por los aires rodeada de palomas y gorriones. Del mismo modo, su vinculación al dios-artesano la aproximó a las artes y el símbolo de la balanza le confirió, por un lado características de equilibrio y de justicia, aunque por otro lado de vacilación. Libra igualmente fue vinculado a la diosa Armonía, hija de Venus y Marte, cuyo matrimonio con Cadmos fue la ocasión para que los dioses rivalizaran en regalos de boda, que consistían en su mayor parte en joyas y vestidos magníficos. Desde entonces el lujo quedó ligado inevitablemente al signo de Libra, del mismo modo que le buen gusto, la armonía y la concordia.

Caracterología

El nativo de Libra se caracteriza por su gran sociabilidad, su tendencia a la conciliación y el equilibrio, y su inclinación por la belleza. Se trata de personas cuyo clima natural es la sociedad, de la cual reciben múltiples incitaciones, complicidades y afectos; el Libra inclinado a dudar de sí mismo, busca confirmación en los otros y es a través de ellos que es capaz de realizar sus potencialidades. Así pues, tiende a rehuir la soledad, que le plantea demasiados problemas, y prefiere confiarse a los otros aún a riesgo de una dispersión afectiva y cierta dependencia. Instalado dentro de un grupo, el Libra, cuya agresividad no es grande, se esforzará constantemente en introducir la concordia, en armonizar los diversos caracteres, tratando de que las cosas tiendan hacia un equilibrio placentero. Siendo contrario a la violencia, su capacidad de maniobra frente a ésta está disminuida; tratará pues de aplacarla o de rehuirla, cuando no queda paralizado por una brusca explosión de furor. Esto no le impide admira secretamente la audacia y el impulso de movimiento que a veces poseen los individuos violentos, desde que considera que su propio nivel de agresividades bajo. Son estos sentimientos ambiguos los que lo llevan a menudo a establecer alianzas duraderas con individuos temperamentales, sin verdaderamente someterse sino en relación más bien simbiótica.

El nativo de este signo se inclina de manera natural, a la equidad; no es, sin embargo, un justiciero ni alguien profundamente obediente al orden y es probablemente su visión estética del mundo lo que lo conduce a la justicia. El Libra no es necesariamente un artista, pero sus tendencias a la armonización, su búsqueda de la belleza lo aproximan a menudo al arte, aunque éste no se manifieste en una obra sino en sus esfuerzos por embellecer la vida cotidiana.

Su sensibilidad es generalmente refinada, tienen una delicada percepción de los matices y un gusto seguro, aunque frecuentemente se dejen ganar por un esteticismo complaciente y tengan tendencia a erigir el buen gusto en criterio de juicio, dejando de lado otro tipo de valores.

Al Libra le horroriza la grosería, aunque ellos mismos, en determinadas ocasiones pueden ser horriblemente groseros; probablemente lo que sucede es que en ellos la grosería disuena un poco más que en otras personas. Suelen tener una inteligencia amplia y sintética, siendo capaces de interesarse en numerosos campos de conocimiento; en esto, una vez más, tratan de establecer un balance armonioso entre las más variadas disciplinas, sin inclinarse desconsideradamente por una u otra ideología. Son, en general, poco propensos al sectarismo.

Un rasgo aparentemente disonante con el equilibrio de Libra es su ambición. Sin embargo, pueden tener esta tendencia muy desarrollada, aunque no se trate de una característica ambición de poder o dominación. Es más bien aspiración al éxito, al bienestar, al lujo y a la consideración social, por lo cual los Libras combatirán tesoneramente, ayudados por su encanto y su natural facilidad de contacto. Esto no excluye que puedan luchar por metas idealistas o por fines artísticos o sociales que conciernan vastos grupos humanos. Pero su ambición nunca dejará de lado sus tendencias a transformar la vida cotidiana en placer y armonía.

El amor es un terreno privilegiado de expresión para el Libra; en él dejará fluir su lirismo, su romanticismo y su gran voluptuosidad; el amor es para él, a la par que una aventura emotiva, un dominio estético lleno de posibilidades de placer y perfeccionamiento. Aunque apasionados, son a menudo inseguros de sí mismos, influenciables y propensos al cambio. En amistad, dulces y acogedores. El signo de Libra no excluye la revuelta, pero ella suele darse bajo un aspecto idealista, proponiendo la apasionada creación de un mundo armonioso.

Positivo: Refinamiento, belleza, reflexión, equilibrio, armonía, sencillez, sociabilidad, simpatía, creatividad.

Negativo:  Extremismo, inestabilidad, inercia, superficialidad.


Regencia del signo

Afrodita (Venus)

Entre los babilonios se llamaba Ishtar, y aunque era diosa del amor, lo era también de la guerra, a causa de las tradiciones matriarcales. Esto también se debía a la constatación de que Venus podía aparecer sea al alba, sea al crepúsculo; en uno de los casos se le llamaba Venus-Lucifer, y en el otro Venus-Vesper.

Entre los griegos se convirtió netamente en diosa del amor, la bella y sensual Afrodita. Su nombre quiere decir “nacida de la espuma“. Cuando Cronos castró a su padre Urano y lanzó sus genitales al mar, Afrodita emergió completamente formada entre la espuma que formó el semen.

Durante la celebración de una boda, la diosa Eris (diosa de la Discordia) empujó una manzana dorada con la inscripción “para la más bella” hacia el interior del salón del festejo. Hera, Atenea y Afrodita reclamaron la manzana, y para calmar la disputa, el príncipe troyano Paris fue elegido para que actuase de árbitro. Cada una de las diosas se le apareció. Hera y Atenea le prometieron países y victorias. Afrodita sólo le prometió que tendría a la más bella de las mujeres (Elena de Troya) por esposa: Paris proclamó a Afrodita como vencedora en belleza.

Atribuciones

Amor, sensibilidad, sensualidad, placer, magnetismo erótico, gusto, elegancia, seducción, encanto, gracia.

Los amores, las aventuras eróticas, el matrimonio, las asociaciones, el arte, la sociabilidad, la belleza.

Los riñones, los órganos sexuales.

El nacimiento de Afrodita

"El Nacimiento de Afrodita". Pintura de William Adolphe Bougereau, pintor francés (La Rochelle, 30 de noviembre de 1825 - 19 de agosto de 1905).


Planeta del Signo

Venus

Regente de Tauro y Libra. Casas 2 y 7

El segundo planeta desde el Sol. Es el objeto más brillante del cielo, después del Sol y la Luna. A este planeta se le llama el lucero del alba cuando aparece por el este al amanecer y la estrella de la tarde cuando está situado al oeste al atardecer. En la antigüedad, a la estrella de la tarde se le llamaba Hesperus y al lucero del alba Phosphorus o Lucifer. Debido a las distancias de las órbitas de Venus y la Tierra desde el Sol, Venus no es visible nunca más de tres horas antes del amanecer o tres horas después del ocaso.

Observado a través de un telescopio, el planeta muestra fases como la Luna. Cuando Venus presenta su fase completa parece menor porque está en el lado más alejado del Sol desde la Tierra. Su máxima brillantez (una magnitud estelar de -4,4 o 15 veces el brillo de la estrella más brillante) la muestra en su fase creciente. Las fases y las posiciones de Venus en el cielo se repiten en un periodo sinódico de 1,6 años. Los tránsitos a través de la cara del Sol son raros y tienen lugar de dos en dos en intervalos de poco más de un siglo. Los dos próximos serán en el 2004 y el 2012.

Principio. La relación afectiva con el mundo exterior, la atracción, la armonía, la belleza, el placer sentimental y físico. La capacidad de amar.

Símbolo. El período que sigue a la adolescencia; todo aquello que es dulce, hermoso, afable pero también irracional y que exalta el sentimiento amoroso. Para el hombre, la vida sentimental, la mujer, la vida cómoda y confortable. Para la mujer, el amor hacia los demás, el lujo, el confort y comodidades cotidianas, la emotividad, el sexo, las fiestas y el dinero.

Armónico en la Carta Natal. Capacidad afectiva, sensibilidad creadora y artística, entusiasmo, simpatía, alegría, fascinación, ternura, afabilidad, gentileza, capacidad de disfrutar de todos los aspectos de la vida, sensualidad.

Disarmónico en la Carta Natal. Pereza, sensualidad morbosa, superficialidad, vanidad, moralismo, simulación, romanticismo exagerado, voluntad débil, dependencia.

Fisiología. La garganta, la barbilla, las mejillas, el sentido del gusto, los riñones, los ovarios, circulación venosa de la sangre, órganos sensitivos de la piel.


Meditación Luna Llena de Libra

Práctica

Al levantarse temprano debe beberse un vaso de agua que el discípulo tiene que bendecir previamente, procurando no ingerirlo hasta no haber hecho una oración invocando las fuerzas divinas para que éstas actúen de purificador.

Seguidamente, hacer la siguiente gimnasia:

Se extienden primero los brazos como en balanza de derecha a izquierda. Ya en esta posición, se hace descender el brazo derecho a lo largo del cuerpo, doblando éste y levantando el brazo izquierdo. Después se hace la misma operación con el brazo izquierdo arqueando el cuerpo hacia dicho lado y levantando el brazo derecho. Esta operación o movimientos de balanza hay que repetirlo siete veces, alternativamente por cada lado, es decir, 14 veces en total.

(M. Huiracocha).

Delineamiento de la meditación

Introducción.

• Explicación del significado de la meditación.
• Explicación del significado de hacerlo en plenilunio.
• Explicación del simbolismo principal de Libra.,
• Explicación de las fortalezas y debilidades de signo.

Centrándose en sí mismo

• Siéntate en una posición cómoda. Procura tener la columna vertebral derecha y la cabeza erguida.
• Recorre tu cuerpo desde los pies a la cabeza, revisando que estén los músculos relajados. Imagina que sueltas los músculos.
• Observa tu respiración. No te ocupes si lo haces bien o no. Simplemente déjala fluir como te parezca que esté bien.

Pensamientos simientes

Medita sobre polaridades a las que te hayas visto enfrentado, ya sea generadas por ti mismo o por personas que te rodean. Por ejemplo: alegría y tristeza, luz y oscuridad, impulsividad y reflexión, deseos egoístas y aspiraciones espirituales...
Mentaliza estas polaridad y construye imágenes que las representen.

Buscando el equilibrio

Una vez dedicado unos minutos a esta meditación, ponte de pie. Procura tener el cuerpo y la cabeza bien erguidos. Cierra los ojos y comienza a balancearte suavemente de izquierda a derecha, adelante y hacia atrás, suavemente y buscando siempre volver al punto central de equilibrio.

Imagina una polaridad en un balanceo y su opuesto en el otro. Luego imagina volver al equilibrio al centro, sin dejarte llevar por cada polaridad. A medida que imaginas distintas polaridades, siente que llegas al centro luminoso y siente tu comprensión equilibrada y madura frente a toda condición y circunstancia. Contemplas las polaridades a tu alrededor manteniendo tu amor, comprensión e inofensividad.

Permanece luego en tu centro, en equilibrio. Siente la paz y la armonía en ti. En ese estado, estás alineado con tu espíritu, lo que verdaderamente tú eres. Eres un centro de luz. Imagina esa luz que emana de tu ser espiritual.

Antenaje

Respira en forma rítmica, suave y profundamente. Que la respiración dure el mismo tiempo que la espiración. Al tomar aire durante siete veces, mentaliza la frase "Yo equilibro".

Pronuncia la Gran Invocación.

Desde el Punto de Luz en la Mente de Dios,
Que afluya Luz a las mentes de los hombres.
Que la Luz descienda a la Tierra.

Desde el Punto de Amor en el Corazón de Dios,
Que afluya Amor a los corazones de los hombres.
Que Cristo retorne a la Tierra.

Desde el Centro donde la Voluntad de Dios es conocida,
Que el Propósito guíe a las pequeñas voluntades de los hombres;
el Propósito que los Maestros conocen y sirven.

Desde el Centro que llamamos la Raza de los Hombres,
Que se realice el Plan de Amor y de Luz,
y selle la puerta donde mora el mal.
Que la Luz, el Amor y el Poder, restablezcan el Plan en la Tierra.

(Nota: "Cristo" puede ser reemplazado por otro Ser de Luz según tu creencia").

Pronunciar el OM tres veces

Construye mentalmente la imagen de nuestro planeta Tierra. Estás en tu centro. Eres un centro de luz. Transforma esta luz en una radiación verde luminosa y radiante. Siente en ti paz,, armonía y equilibrio. Imagina que irradias el planeta con una vibración verde que simboliza tu comprensión y sentido de unidad. Imagina situaciones en que usas tu amor para crear vínculos de entendimiento entre los seres humanos, contribuyendo a la unidad en la diversidad.

Recita la Oración de los Servidores del Mundo

Que el Poder de la Vida Una fluya a través de todo el grupo de verdaderos servidores.

Que el Amor del Alma Una, caracterice la vida de todos los que tratan de ayudar a los Grandes Seres.

Que cumplamos nuestra parte en el Trabajo Uno; en olvido de nosotros mismos, en total inofensividad y en el uso correcto de la palabra.

Pronuncia el OM tres veces.

Comienza a tomar consciencia de tu cuerpo físico para ir terminando la meditación.

Preparado por Serval, S.G.C.. de la F.R.A.

Emblema Fraternitas Rosicurciana Antiqua. Diseño M. Serval S.G.C.

Emblema de la F.R.A.
Este gráfico, que aparece en decenas de páginas de Internet, fue diseñado por el M. Serval en 1976.

Doctrina y Principios Rosacruces

El Maestro Huiracocha

Artículos  Rosacruces

Suscripción para recibir noticias y enseñanzas

La F.R.A. en Latinoamérica

Cómo participar

Estamos en redes sociales

Orden de Templos Operativos