. Caracterología y meditación del signo."> Simbología y meditación con el signo de Sagitario

Sitio de Iniciados

Signo Sagitario

Magia Zodiacal

Luna

< tr>
Número: 9
Símbolo: 
  22.11 - 20.12
Ángel: Zachariel
Planeta: Júpiter
Regente: Zeus
Color: Azul profundo
Piedra: Zafiro azul, turquesa.

meditación de SagitarioMeditación de Sagitario

Metal:

Estaño

Meditación de SagitarioMetal de Sagitario

Planta: Roble. Hortensia.

Planta de SagitarioPlanta de Sagitario

Animal

Ciervo y cuervo

Animal de SagitarioAnimal de Sagitario

Día: Jueves
Carácter: Yo veo

REFLEXIÓN

CARÁCTER: Yo veo.

Al centauro Sagitario le pintaban con una doble cara, de las cuales una mira hacia delante y otra hacia atrás, lo que nos dice que las personas que hacen los ejercicios de Sagitario, aprenderán a ver los anales astrales, aquello que es el pasado, y nadie podrá ser clarividente sino luchando y permitiendo que el magnetismo superior se mezcle armónicamente con el magnetismo inferior o de la Tierra, y cuyo hecho acontece en los muslos. El discípulo debe ser proféticamente intuitivo y esto se consigue si ha pasado todas las prácticas.

Entre los griegos fue una figura mitológica muy popular y benévola, una bestia noble e inteligente que adiestraba a los jóvenes y les enseñaba las ciencias y las artes.

La energía que fluye a través de la constelación, Sagitario, a nuestro sistema solar, a nuestro planeta y al centro de consciencia que llamamos humanidad, estimula las cualidades humanas del idealismo y de la intuición. Estas características inherentes, o cualidades del alma, conciernen a la naturaleza subjetiva, al estado de percepción consciente de cabeza y corazón, luz y amor. 

El idealismo concierne a la visión: el poder de visualizar o imaginar nuevas metas que alcanzar. La sensibilidad a ideales superiores inspira nuevas actitudes de mente y corazón y abre a nuevas experiencias. Detrás de cada ideal se encuentra una idea o concepto mental, una forma mental. Un ideal es la relación entre la idea y su expresión en el plano físico. Se dice que cada idea verdadera es un "impulso espiritual tomando forma". 

También el sentido de dirección es una fuerza poderosa y disponible en Sagitario. La energía de este período específico de Luna Llena transmite, como don del espíritu, la captación de una meta y propósito significativos en la vida. 

En este signo, las fuerzas del conflicto son sumamente poderosas. Cada vez que un ser humano entra bajo la influencia de Sagitario es con el objetivo de reorientarse hacia alguna perspectiva nueva y más elevada, con la tarea de reenfocarse en un objetivo superior y con el desarrollo de algún propósito básico y orientador. Estos propósitos en desarrollo pueden ir desde un deseo puramente animal, pasando por la egoísta ambición humana, hasta la lucha de los aspirantes a discípulos o de los iniciados por alcanzar la necesaria liberación hacia la que la totalidad del proceso evolutivo les ha impelido. En Sagitario, ese intelecto que se ha desarrollado, utilizado y finalmente iluminado, se vuelve sensible a una experiencia de tipo mental todavía más elevada, a la que damos el nombre de percepción intuitiva. Surgen destellos de luz respecto a los problemas; se contempla una visión de logro distante y sin embargo posible; el buscador comienza a salir de las profundidades y ve ante sí la experiencia de la montaña, que ahora debe comprender. Caminando no ya en la oscuridad, sino contemplando lo que debe hacerse, los discípulos realizan un rápido progreso y viajan "raudos por el camino". 

Aprenden a comprender el significado de la luz creciente que saluda su progreso a medida que suben hacia la cima de la montaña. Los destellos de intuición a los que están acostumbrándose se convierten en la resplandeciente y constante luz del alma, irradiando la mente y proporcionando ese punto de tensión que debe siempre constituir la fusión de las dos luces, la luz mayor y la menor. La luz de la personalidad y la luz del alma se mezclan, produciendo un servidor de la humanidad inteligente y cooperador. El principal objetivo es el empleo inteligente de todos los poderes para lograr la consecución de alguna meta. Para el servidor planetario, la meta es la expresión del amor-sabiduría consagrado siempre al bien de la totalidad. Desear aquello que es bueno para toda la familia humana demuestra ser la dirección tan estimulada en este período de Luna Llena especifico.

Todo cuánto sirve a la necesidad de la humanidad se convierte en una meta, revelando con el tiempo una perspectiva más amplia: el iluminado y dedicado grupo de servidores mundiales. 

La consciencia en Sagitario avanza firmemente hacia una meta específica. Este sentido de orientación y dirección es característico del individuo iluminado o sabio. La facultad de dirección sensible en las primeras etapas se convierte en esfuerzo por distinguir entre la actividad del alma y la de la personalidad, a lo largo de las directrices del Plan divino, “la dirección ordenada del pensamiento de Dios”. No existe dirección real separada del pensamiento y el pensamiento es poder. El pensamiento es también responsabilidad. Las palabras "poder" y "responsabilidad" son, de hecho, intercambiables. Con la percepción de poder llega la responsabilidad al todo mayor, se reconozca o no. Los aspirantes, a una comprensión mayor, deben asumir eventualmente la responsabilidad del control y dirección mentales de sus propias vidas, de manera que avancen de acuerdo a un plan autoestablecido y hacia una meta claramente visionada. 

Sagitario proporciona un punto de equilibrio en el que la visión se profundiza conscientemente y la actividad significativa se expande. En la meditación, se desarrolla el ojo firme que percibe claramente los valores espirituales superiores, antes de disparar la flecha de poder mental con plena intención hacia la meta que quiere alcanzarse. Esta es la cualidad que, a medida que se desarrolle, conducirá a la humanidad a través del portal de la iniciación. 


Algunos significados del signo de Sagitario

Tercer signo de Fuego. Mutable.

Meditación de Sagitario

CARACTEROLOGÍA

Al atribuírsele a Júpiter la regencia de Sagitario, el signo se enriqueció con numerosas cualidades propias del poderoso dios: su idealismo educativo permaneció, pero el signo se sensualizó grandemente debido a la influencia de Zeus. 

El nativo de Sagitario se caracteriza por su gran idealismo, su tendencia a la expansión y su sentido del orden y la equidad. Son individuos eminentemente constructivos, llevados a expresa sus tendencias en un terreno social, de ahí que vastas preocupaciones sociales ocupen constantemente su espíritu.

Tienen a sobrepasar los límites impuestos en la búsqueda de un ideal superior: de ahí su romanticismo y su tendencia al perfeccionismo. Oscilan entre un considerable apego a la sociedad y una búsqueda de horizontes más amplios.

El nativo de este signo está dotado de una rica sensibilidad, de gran diversidad de matices, que van desde la más afinada delicadeza perceptiva, hasta el exceso más barroco. En amor es capaz de un romanticismo enorme, de un idealismo a toda prueba.

Positivo: Idealismo - Orden - Equidad - Intuición

Negativo: Excesiva sensualidad - Ilusión - Perfeccionismo - Rigidez - Autoritarismo


Arcángel Zachariel

El nombre de Zadquiel o Zachariel significa “Dios es mi recuerdo”. También puede expresarse como "Memoria o Rectitud de Dios".

Su color es el azul y todas las flores azules tienen que ver con este rayo, el día es el jueves.

Este Arcángel nos guía para iluminar nuestros pensamientos dando estabilidad y firmeza en nuestra mente y a nuestras decisiones.

Rige la Justicia, las leyes. Los asuntos judiciales, lo que tiene que ver con el restablecimiento del orden, Rige la Gloria y el Honor, La gloria es el resultado del orden y equilibrio. Los abogados son regidos por la energía del Arcángel Zachariel.


Regencia del signo

Zeus

El ancestro caldeo de Júpiter es el dios Bel-Marduk, vencedor de cierta atroz guerra contra Tiamat, la madre de todos los seres. El Zeus griego igualmente libró una serie de luchas por la hegemonía olímpica, luego de haber derrotado a su padre, Cronos-Saturno. Vencido Cronos, Zeus se atribuyó el reinado de los cielos, dejando a sus hermanos, Neptuno y Plutón, repartirse el mar y los infiernos. La Tierra, falta de gobernante, se convirtió en el teatro de guerras olímpicas y humanas.

ATRIBUTOS

La ley, la justicia, la honorabilidad, el orden, la religión, la generosidad, la amplitud, el exceso, el idealismo, la benevolencia, la jerarquía, la riqueza.

Las profesiones liberales, la iglesia, los jueces, la organización social, la enseñanza, la universidad, la diplomacia.

El hígado, la sangre, las piernas.


Planeta del Signo

Júpiter

Planeta de Sagitario

Regente de Sagitario y Casa IX

Júpiter representa la sociabilidad y va más allá de lo estrictamente personal. Está relacionado con los viajes, la expansión, la comprensión holística, la filosofía, los ideales superiores y las creencias religiosas.

El signo en el que se encuentra Júpiter en la carta natal describe la forma en que la persona busca comprender la vida y cómo transmite sus creencias ya sean morales, espirituales o intelectuales.

La casa en la que se encuentra Júpiter en la carta natal representa el área de la vida en la que la persona intenta expandir sus horizontes.

Los planetas que forman aspectos con Júpiter en la carta natal guardan relación con nuestras creencias, en cómo las manifestamos y en nuestro significado propio de la vida.

La tradición considera a Júpiter como el planeta del logro, la suerte, el beneficio. Se lo ha llamado el benéfico mayor. También se le unido al despilfarro, la arrogancia y el desaliño. Todo esto es superficial, Júpiter es el símbolo de dos energías diferentes pero relacionadas: la expansión y la integración.

Como expansión, simboliza la energía psíquica que expande la esfera de acción y de experiencia en donde se vive y se mueve el individuo. Cuando nacemos nuestro ámbito de acción es muy pequeño, la cuna, los padres, poco mas. Sin embargo la experiencia no tarda en demostrarnos que somos alguien aparte y que tenemos muy poco control sobre nuestro entorno. Júpiter representa el hecho de “extendernos” para reincorporar a nuestro ser tanto como sea posible. Esto incluye el deseo y la necesidad de crecer física y psicológicamente, salir al mundo, aprender cosas de el y alcanzar control y autonomía. Posteriormente, viene la expansión de la conciencia, el aprendizaje, el deseo de viajar y el amor a la libertad e independencia. Si el deseo de crecer es excesivo se tiende a dilapidar los recursos, ignorar los detalles o considerarlos indignos de atención.

A las personas con las energías simbolizadas por Júpiter, muy fuertes, pueden expresarse de dos modos. Una desea vivir abriéndose hacia afuera para experimentar y abarcar todo lo posible, le interesa toda clase de conocimiento y aprendizaje. Su amplitud de experiencia le impide adoptar posiciones de estrechez mental. Al saber que la mejor manera de favorecer los propios intereses es favorecer los del mundo, generalmente este tipo de persona tiene una gran conciencia social. El otro tipo de personalidad, no puede renunciar a lo que ve y experimenta, intenta adueñarse de todo y llegar a ser el mas importante, imponente, y arrogante que nadie. Jamas lo satisface nada en la vida. ¿Cual es la diferencia entre uno y otro?. Los dos son inquietos y están en movimiento, pero uno es feliz y el otro no.

Hay limites para el crecimiento: todo ente tiene una capacidad, que si se sobrepasa, este se detiene, se acaban los recursos materiales o no hay mas sitio para crecer sin invadir derechos ajenos. En cualquier caso ese limite sera simbolizado por Saturno, que lo veremos mas adelante.

En cuanto integración si no podemos seguir creciendo o absorbiendo, podemos integrarnos en el orden social reinante. Si no podemos controlar el orden social, podemos ser sus representantes. Este lado de Júpiter tiene su manera mas típica en la Religión, que es (o debería ser), un sistema de expansión de conciencia. Este termino proviene del termino latín religare, es decir volver a vincularse con el universo. La versión jupiteriana no es la del asceta, solo en la montaña, sino la de elaborados rituales participativos. Es la religión del sacerdote, no del místico.

La relación de Júpiter con el derecho es la de acuerdos formales que consolidan una sociedad. Pero como conjunto de reglas y restricciones es saturnino. También guarda relación con la filosofía con su interés por ver como se relaciona todo con todo lo demás. Así como un exceso de expansión personal puede conducir a la arrogancia, un exceso de identificación con aquello con lo que se siente uno integrado, puede hacernos creer que somos su encarnación. El resultado es de una arrogancia colosal como muestran muchos dictadores.


Meditación Luna Llena de Sagitario

Delineamiento de la meditación

Introducción.

  • Explicación del significado de la meditación.

  • Explicación del significado de hacerlo en plenilunio.

  • Explicación del simbolismo principal de Escorpión.,

  • Explicación de las fortalezas y debilidades de signo.

Centrándose en sí mismo

  • Siéntate en una posición cómoda. Procura tener la columna vertebral derecha y la cabeza erguida.

  • Recorre tu cuerpo desde los pies a la cabeza, revisando que estén los músculos relajados. Imagina que sueltas los músculos.

  • Observa tu respiración. No te ocupes si lo haces bien o no. Simplemente déjala fluir como te parezca que esté bien.

Antenaje

Respira en forma rítmica, suave y profundamente. Que la respiración dure el mismo tiempo que la espiración. Al tomar aire durante siete veces, mentaliza la frase "Yo veo".

Recita una oración altruista y positiva, como la Gran Invocación:

Desde el Punto de Luz en la Mente de Dios,
Que afluya Luz a las mentes de los hombres.
Que la Luz descienda a la Tierra.

Desde el Punto de Amor en el Corazón de Dios,
Que afluya Amor a los corazones de los hombres.
Que Cristo retorne a la Tierra.

Desde el Centro donde la Voluntad de Dios es conocida,
Que el Propósito guíe a las pequeñas voluntades de los hombres;
el Propósito que los Maestros conocen y sirven.

Desde el Centro que llamamos la Raza de los Hombres,
Que se realice el Plan de Amor y de Luz,
y selle la puerta donde mora el mal.
Que la Luz, el Amor y el Poder, restablezcan el Plan en la Tierra.

(Nota: "Cristo" puede ser reemplazado por otro Ser de Luz según tu creencia").

Haz siete respiraciones profundas por la nariz para que entre por ella la vida y la luz y te cargues como una batería. Cuida que los hombros y brazos estén especialmente relajados.

Visualízate tranquilamente sentado. Si lo prefieres, imagina que estás en la naturaleza. Observa los pensamientos que circulan por tu mente sin detenerte en ellos. Eres un tranquilo espectador que contemplas como van y vienen pensamientos y sentimientos. Tú no eres ni esos pensamientos ni esos sentimientos. Simplemente están de paso por tu mente. Diviértete contemplándolos mientras te mantienes en un estado de completa serenidad.

Una vez logrado lo anterior, visualízate en la cima de una montaña. Intenta sentir la pureza del aire y contempla un cielo azul celeste cristalino. Hacia abajo, contemplas con serenidad los valles.

Piensa en los valores espirituales o en las cualidades más elevadas que puedas imaginar. Estás allí, en la cima de la montaña, para servir a la humanidad. Reenfoca tus objetivos de vida hacia un propósito más universal y altruista. Mentaliza metas que puedan, además de satisfacerte, ayudar a la humanidad.

Visualizas un rayo de luz blanca que desciende sobre ti y pides fervorosamente la inspiración y claridad para tener un elevado propósito en la vida. Tu vida adquiere un significado importante.

Imagina rayos de luz azul saliendo de ti, como si tuvieras un arco que lanzara flechas de luz. En ellos envías tus propósitos y acciones, inspiradas en valores espirituales superiores. Puedes visualizar metas concretas que quieres obtener y buscando con ellas también el bienestar de los demás.

Agradeces la inspiración recibida y vuelves a visualizarte en tu lugar de meditación.

Pronunciar el OM tres veces

Construye mentalmente la imagen de nuestro planeta Tierra e imagina que lo irradias con una vibración de amor y paz. Siente el amor interior que tienes en este momento y promete irradiarlo a todos los seres con quienes entres en contacto.

Pronuncia el OM tres veces.

Recita el Mantram de Unificación.

Los hijos de los hombres son uno y yo soy uno con ellos.
Trato de amar y no odiar;
trato de servir y no exigir servicio;
trato de curar y no herir.

Que el dolor traiga la debida recompensa de luz y amor.
Que el alma controle la forma externa, la vida y todos los acontecimientos;
y traiga a la luz el amor, que subyace en todo cuanto ocurre en esta época.

Que venga la visión y la percepción interna.
Que el porvenir quede revelado.
Que la unión interna sea demostrada.
Que cesen las divisiones externas.
Que prevalezca el amor.
Que todos los hombres amen.

Pronuncia el OM tres veces.

Comienza a tomar consciencia de tu cuerpo físico para ir terminando la meditación.

Preparado por Serval, S.G.C.. de la F.R.A.


Emblema Fraternitas Rosicurciana Antiqua. Diseño M. Serval S.G.C.

Emblema de la F.R.A.
Este gráfico, que aparece en decenas de páginas de Internet, fue diseñado por el M. Serval en 1976.

Doctrina y Principios Rosacruces

El Maestro Huiracocha

Artículos  Rosacruces

Suscripción para recibir noticias y enseñanzas

La F.R.A. en Latinoamérica

Cómo participar

Estamos en redes sociales

Orden de Templos Operativos